domingo 05 de diciembre de 2021 - Edición Nº776

Cultura | 21 jun 2021

REPASANDO LA HISTORIA DE NUESTRO ALBERTI

APUNTES DE INVESTIGACIÓN I


Durante los años 1937 y 1938, el entonces pueblo de Alberti, se vio convulsionado por la obra pública, incluso mucho antes de que esta comenzara a ejecutarse. Por ejemplo, el costo del primer pavimento construido en zona céntrica, “del afirmado” como lo llamaban los concejales que debatieron la ordenanza que determinó que se realice un llamado a licitación1, constituyó todo un debate que culminaría muchos años después.
De aquella época la referencia más directa son “las obras proyectadas” por el ingeniero y arquitecto Francisco Salamone, quien tuvo una oficina como Director Técnico en la Casa Municipal, a media cuadra de donde se construiría el Palacio (en esa esquina hubo hasta entonces una casa propiedad del Municipio, que era alquilada por la policía como Comisaría). Sin embargo, hubo otras obras. Algunas con participación probada de Salamone, y el resto… todo haría suponer que también; la remodelación del Cine Teatro Roma por ejemplo. ¡Pero…! corresponde a las pruebas remitirse, y aún nos quedan cabos por atar (¿alguien en la sala tiene algo para decir o aportar? “It´s now or never”, cantaba Elvis).
Mencionamos al comienzo que hubo debates, pero lo cierto es que también hubo polémica. En estos apuntes de investigación concentraremos información dispersa en medios gráficos y documentación oficial, dando a conocer detalles de aquel periodo histórico en el que Salamone fue uno más en nuestra comunidad, y en el que el Monumento a la Bandera trajo grandes dolores de cabeza. De aquello poco ha llegado a nuestros días… hasta hoy que volvemos repasar lo sucedido.

¿QUIÉN HIZO QUÉ?

En esto de pasar información en limpio, es oportuno establecer quién hizo qué. Las obras proyectadas por Salamone (y atención porque fueron más de las que habitualmente señalamos), estuvieron a cargo de las empresas Sumbre y Cía. y de Hijos de Luis Costantini. A saber, el Palacio Municipal, la Casa del administrador del Matadero Municipal, la llamada “morgue” y algunos nichos del Cementerio Municipal, y la refacción de la fachada de la actual Escuela de Educación Secundaria Nº 2 (en aquel entonces Casa Municipal), estuvo a cargo de la empresa Sumbre y Cía2. Mientras que el Corralón Municipal, el Parque Municipal y la obra de la Plaza General Arias (incluido el Monumento a la Bandera), estuvo a cargo de Sumbre y Cía. y de hijos de Luis Costantini3.
Del Corralón Municipal y de la Casa del administrador del matadero, las obras en Alberti no mencionadas, nos ocuparemos en otra serie de apuntes, cuando volvamos al comienzo de toda esta historia y abordemos cuestiones como “llamados a licitación” y “apertura de sobres”. Allí, además de información técnica y administrativa, nos esperan algunas curiosidades. Por ejemplo, la representación de Francisco Salamone en la persona de Ángel Salamone, su hermano, en la apertura de sobres de la obra del corralón (noviembre de 1937)4. Por el momento preguntémonos: ¿Qué pasó con esas obras? ¿Están? ¿Dónde? ¿Qué se conserva de ellas? Al mundo Salamone lo gravitan siempre los misterios. Avancemos.

SALAMONE D.T. Y LA RECEPCIÓN DE OBRAS

La finalización del primer conjunto de obras fue comunicada por nota a fines del mes de mayo del 38´ por el Director Técnico Salamone, al Intendente Nicolás Manganiello, por lo que el Departamento Ejecutivo convocó a la comisión de vecinos nombrada por Decreto del 21 de mayo de 1937, para la fiscalización de las obras en cuestión. El 9 de junio del 38´, una vez que la comisión “comprobó que todos los trabajos, como así también los materiales empleados en las construcciones, lo mismo que los muebles y artefactos, se ajustaban al pliego de bases y condiciones, y de conformidad con el convenio firmado”, resolvieron comunicar al Intendente que procediera “a aceptar las obras señaladas y que de acuerdo con los certificados expedidos por la Dirección Técnica, hiciera entrega a la empresa (Sumbre y Cía.) de los fondos de reparos detenidos”. El acta fue firmada por los intervinientes a las 11 de la mañana2. La recepción del segundo conjunto de obras, a cargo de Sumbre y Cía. y de Hijos de Luis Costantini, se formalizó 21 días más tarde, el 30 de junio, también en horas de la mañana3.

COMO EL OBELISCO

El mes de julio transcurriría sin novedades. Las obras concluidas habían transformado al pueblo y estaba dado el paso con el que ingresaba a la modernidad. Sin embargo, una de aquellas obras caería en desgracia. Agosto llegó con fuertes vientos que amontonaron en el centro de la Plaza Arias las sospechas de que algo no andaba bien. El Monumento a la Bandera empezaba a desgajarse, “lo mismo que el famoso Obelisco de la Capital Federal”. Sumado esto a la gran oscilación del mástil y al derrumbe a fines de agosto de algunos “jarrones” (macetas), todo devino en polémica. Septiembre sería un mes con desenlace.
En principio las sospechas, al menos de la prensa gráfica, estuvieron puestas “no en la concepción, ni en la estructura de la obra, ya que eso es de incumbencia oficial (…), sino en la forma francamente deshonesta en que estos (los empresarios) suelen proceder al interpretar aquellas indicaciones, empleándose siempre que pueden hacerlo, material inferior al estipulado, en menor cantidad que la necesaria, y con un trabajo que no se realiza a conciencia” ya que  “lo que se busca es que la obra tenga la apariencia externa de estar bien hecha, aunque luego no resulte así”, señalaba un artículo que comparaba al Monumento a la Bandera con el Obelisco5.

CASTILLO EN EL AIRE

A fines de agosto los ánimos comenzaban a caldearse. A pedido del periódico La Actualidad, el respetado constructor Ángel J. Crotti, quien había realizado la construcción del pabellón de mujeres en el Hospital Municipal, dio a conocer su parecer respecto a la obra de la Plaza Arias: “los materiales empleados en dicha obra son de calidad inferior, tanto en el cemento armado, hecho con escombros de ladrillos de media cal, como en el hierro de poco militraje usado (…). El error más grave está en no haber colocado las columnas de sostén en el centro de los jarrones o próximos a ellos. En cambio fueron situados en medio del brazo, dejando que el peso del jarrón descanse en el vacío. Es un castillo en el aire”6 concluyó.

LA VERDAD DE LAS COSAS

Al número siguiente de La Actualidad, el propio Intendente Manganiello intentaría calmar los ánimos remitiéndose “a las opiniones del Ingeniero Salamone, del Ingeniero Vidal y de otros técnicos que fueron expresamente consultados”. Bajo el título de “La verdad de las cosas”, fue publicado en primer plano “la aclaración del asunto”, fechada el 27 de agosto del 38´. “La opinión pública estuvo preocupada en los últimos días por el derrumbe de un par de jarrones que adornaban el mástil que acaba de construir la casa Luis Costantini (…). Contrariamente a lo que se afirma, no hubo una recepción definitiva de la obra, solo fue una entrega provisoria y mientras no sea definitiva, son por cuenta y riesgo de la empresa cualquiera de los desperfectos”, expresaba el Intendente. Su segunda aclaración fue sobre “la seguridad total, puesta en duda al comprobar la fragilidad de algunas de sus partes”, para lo que se remitía “a las opiniones del técnico municipal Ing. Salamone, del Ing. Vidal: especialista en trabajos arquitectónicos (…) y también de otros técnicos consultados, todos los cuales están contestes sobre la absoluta seguridad de la solidez del trabajo”. Por último, explicaba que “la caída de los jarrones sólo se debe a un error cometido por el capataz de la empresa constructora, quién creyó –por mala interpretación de los planos- que dichos florones irían colocados encima de cada una de las columnas en que reposan las vigas, quitándoles así su necesaria consistencia” 8.

SIGA EL BAILE

Dando por terminado el asunto, el Gobierno municipal avanzó en los primeros días de septiembre, confirmada la visita del Gobernador Fresco para el 7 de octubre, con la organización de los actos de inauguración de las obras. El sábado 3 de septiembre, poco después de las seis de la tarde, “se reunieron en el Palacio Municipal una gran cantidad de vecinos de destacada figuración en los círculos sociales y actividades de nuestras fuerzas vivas, con el propósito de formar comisión de agasajos al primer mandatario bonaerense Dr. Manuel A. Fresco”8.  Aquella reunión fue presidida por Manganiello (h), quien tras explicar el motivo del encuentro escuchó “formularse varias mociones”, predominando aquella que lo autorizaba a designar “una comisión ejecutiva formada por seis miembros”, quedando integrada la Comisión “Pro-Agasajos al Gobernador” por el ex consejero de educación Dr. Rodolfo Márquez, el gerente del Banco de la Provincia Arturo Larragain; el escribano público Antonio Ford, el presidente del Consejo Escolar, farmacéutico Américo V. Butti; el subdirector del Hospital Dr. José Luis Auñon y el martillero público Juan C. Duhalde9.

 
CUENTA REGRESIVA

A pocos días se dio a conocer el programa de actos, y a la promoción oficial se sumó la del Partido Demócrata Nacional - Comité Alberti, presidido por el Diputado Carlos Cánepa. “Desde hoy mismo, sin esperar a mañana, estáis en el deber de templar vuestras almas para tributar una recepción memorable”, señalaba la “Invitación al pueblo” que los demócratas hacían a través de la prensa gráfica, fechada el 8 de septiembre10. Nadie sabía que comenzaba una cuenta regresiva de once días que echaría por suelo no solo la algarabía de los preparativos. En la madrugada del lunes 19 de septiembre, un ciclón que la estructura del mástil no pudo resistir, ocasionó su caída definitiva. La visita del Gobernador Fresco fue suspendida11.
Pasados los vientos “se puso en funciones la piqueta”, y poco fue el trabajo que costó demoler “lo que quedaba enhiesto”12, mientras comenzaba el armado de andamios para la re-construcción del Monumento a la Bandera.
Dirección para la Promoción del Patrimonio de la Municipalidad de Alberti

1 Libro de sesiones del Honorable Concejo Deliberante de Alberti (1937) – Acta Nº 2 – Segunda Sesión Extraordinaria del 18 de febrero de 1937.
2  Libro de actas Nº 1 – Municipalidad de Alberti – Acta del 9 de junio de 1938 “Recepción de obras públicas municipales, empresa Sumbre y Cía. (Folio 87)
3 Libro de actas Nº 1 – Municipalidad de Alberti – Acta del 30 de junio de 1938 “Recepción de obras públicas municipales, empresa Sumbre y Cía.y Constantini” (Folio 88)
4 Libro de actas Nº 1 – Municipalidad de Alberti – Acta del 12 de noviembre de 1937 “Apertura propuestas obra Corralón Municipal” (Folio 82)
5 Artículo “Igual que el Obelisco” publicado en el periódico La Actualidad de Agustín D´Orsa del 18 de agosto de 1938 – Ejemplar Nº 462 (Año IX)
6 Artículo “Unas palabras más…”, publicado en el periódico La Actualidad de Agustín D´Orsa del 25 de agosto de 1938 – Ejemplar Nº 463 (Año IX)
7 Artículo “La verdad de las cosas”, publicado en el periódico La Actualidad de Agustín D´Orsa del 1º de septiembre de 1938 – Ejemplar Nº 464 (Año IX)
8 Artículo “Alberti de fiesta. La reunión realizada el sábado en el Palacio Municipal”, publicado en el periódico La Actualidad el 8 de septiembre de 1938 – Ejemplar Nº 466 (Año IX)
9 Libro de actas Nº 1 – Municipalidad de Alberti – Acta del 3 de septiembre de 1938 “Comisión festejos recepción del Excelentísimo Gobernador Manual A. Fresco” (Folio 91)
10 Comunicado del Partido Demócrata Nacional – Comité Alberti – Fechado el 08 de septiembre de 1938 – Firmado por Carlos Cánepa (Presidente) y Américo Butti (Secretario)
11 Aviso “Última hora”, publicado en el periódico La Actualidad de Agustín D´Orsa del 22 de septiembre de 1938 – Ejemplar Nº 468 (Año IX)

12 Artículo “Mientras se subsana el accidente” publicado en el periódico La Actualidad de Agustín D´Orsa del 29 de septiembre de 1938 – Ejemplar Nº 469 (Año IX)

AGRADECIMIENTOS

-Hemeroteca de la Biblioteca Domingo F. Sarmiento – Club Juventud Unida
-Secretaría del Honorable Concejo Deliberante de Alberti

Hernán A. Cristóbal
Dirección para la Promoción del Patrimonio
Municipalidad de Alberti (Bs.As.)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS